000
Jueves 18.08.2022  19:52
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Ciencia, Tecnolog��a y Educaci��n H��drica
| 04-07-2022

Traducir a :   Traducir
La inseguridad alimentaria y la inseguridad hídrica van de la mano, según un estudio   
iagua.es ( España )
La inseguridad alimentaria y la inseguridad hídrica van de la mano, según un estudio Cerca de una décima parte de la población mundial padece hambre y casi una de cada tres personas se enfrenta a la inseguridad alimentaria, según estimaciones recientes. Sin embargo, detrás de estas crudas cifras se esconde otra amenaza estrechamente relacionada: la inseguridad hídrica.

En un nuevo estudio que incluye veinticinco países, los investigadores informan de una estrecha relación entre la inseguridad hídrica -la falta de acceso fiable a agua suficiente- y la inseguridad alimentaria. Las conclusiones, basadas en datos recogidos por primera vez en 2020 por la Universidad de Northwestern y la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) a través de la Encuesta Mundial de Gallup, sugieren que mejorar el acceso al agua podría ser clave para abordar de forma sostenible y eficaz la inseguridad alimentaria en muchos lugares.

El estudio descubrió que las personas que tenían problemas frecuentes de acceso y uso del agua tenían casi tres veces más probabilidades de enfrentarse a la inseguridad alimentaria en comparación con las que no los tenían. Además, más de dos tercios de las personas que padecían inseguridad hídrica en 2020 sufrían al mismo tiempo inseguridad alimentaria. El acceso fiable al agua es importante no sólo para mantener una hidratación adecuada, sino también para cocinar, la higiene y la agricultura. "La inseguridad hídrica es un importante problema de salud mundial y es probable que su impacto en el bienestar biológico y social aumente con el cambio climático", dijo Hilary Bethancourt, PhD, MPH, investigadora asociada de la Universidad de Northwestern, miembro del equipo de investigación. "Estos datos sugieren que sólo hemos visto la punta del iceberg de la comprensión del papel que desempeña la inseguridad hídrica en la alimentación, la nutrición y el bienestar en general".

Los investigadores analizaron los datos de una muestra representativa a nivel nacional de más de 31.000 personas de 15 años o más en 25 países de ingresos bajos y medios de África, América Latina y Asia. En general, alrededor del 18% de los participantes fueron clasificados como afectados por la inseguridad hídrica; esta cifra oscilaba entre el 15% en Asia y más del 34% en el África subsahariana. La inseguridad hídrica estaba estrechamente vinculada a la inseguridad alimentaria en general, aunque los investigadores dijeron que la relación variaba según las regiones, probablemente debido a las diferencias en el clima, la infraestructura del agua, los servicios sociales y otros factores.

Basándose en estos resultados, los investigadores sugirieron que la inseguridad alimentaria y la inseguridad hídrica deberían medirse y abordarse conjuntamente. Esto garantizaría que el agua insuficiente no suponga una barrera adicional para la seguridad alimentaria y, en particular, para la utilización de los alimentos, por ejemplo, impidiendo que la gente utilice los alimentos proporcionados por los programas de asistencia alimentaria porque no hay agua para prepararlos. Por ello, los esfuerzos para mejorar el acceso al agua también podrían aportar beneficios a la seguridad alimentaria. "En algunos casos, la forma más sostenible de mejorar la seguridad alimentaria puede ser a través de la mejora de la seguridad hídrica", dijo Bethancourt.