000
Sábado 24.07.2021  06:50
Usuarios

OK
Recordarme   ¿ Olvidó su clave ?
BUSQUEDA DE NOTICIAS
Texto: Fecha entre   y     Medio: Sección: Buscar

Recomendación enviada con éxito.
Cerrar
Represas y Energ��a Hidroel��ctrica
Argentina | Santa Cruz | 16-06-2021

Traducir a :   Traducir
Santa Cruz: las represas hidroeléctricas recuperan los nombres anteriores, Néstor Kirchner y Jorge Cepernic   
Además se suspende la venta de activos que había decretado el gobierno anterior
lanacion.com ( Argentina )
Santa Cruz: las represas hidroeléctricas recuperan los nombres anteriores, Néstor Kirchner y Jorge Cepernic Las dos represas hidroeléctricas que están en construcción en Santa Cruz vuelven a recuperar el nombre con el cual las bautizó en 2012 el exministro de Planificación Federal, Julio De Vido. Según el decreto 389/2021, ahora vuelven a llamarse Néstor Kirchner y Jorge Cepernic, luego de que en 2017, durante el gobierno de Mauricio Macri, se les pusiera su denominación original, Cóndor Cliff y La Barrancosa.

El decreto además suspende la instrucción de la administración anterior para que Integración Energética Argentina (Ieasa, ex-Enarsa), una empresa estatal creada por el expresidente Néstor Kirchner en 2004, venda activos que el Gobierno considera estratégicos en el sector eléctrico.

En concreto, además de ejecutar las obras de las represas, Ieasa está a cargo de las importaciones de gas de Bolivia y del gas natural licuado (GNL) a través de las terminales de regasificación de Escobar y Bahía Blanca, y de la operación del Gasoducto del Noreste Argentino (GNEA), que la actual gestión también busca reactivar sus obras para terminar de conectar las provincias de Salta, Formosa, Chaco y Santa Fe. A su vez, la empresa tiene acciones en Transener, la compañía de transporte de energía eléctrica de alta tensión, y en la generadora Central Puerto, entre otras.

Durante la gestión de Macri, Ieasa vendió las centrales termoeléctricas Brigadier López y Ensenada de Barragán, y un bloque de la formación Vaca Muerta Aguada de Chañar. Estas operaciones se concretaron por un total de US$955 millones.

Dentro del plan de privatizaciones, también se había instruido vender los activos del proyecto central termoeléctrica Manuel Belgrano II, las participaciones accionarias en Transener, Transpa, Central Puerto, Central Dique, Central Térmica Güemes, Centrales Térmicas Patagónicas, y los derechos que correspondan al Estado en relación con las centrales de generación eléctrica: Manuel Belgrano, José de San Martín (Central Timbúes), Vuelta de Obligado y Guillermo Brown. De hecho, Ieasa pasará a ser accionistas de las termoeléctricas en reemplazo del Estado.

A su vez, Ieasa retomará el control sobre dos áreas offshore de exploración de hidrocarburos en la cuenca Malvinas en el Mar Argentino, para determinar la viabilidad de su explotación comercial.

Ieasa es presidida por Agustín Geréz, luego de haber reemplazo en febrero pasado a Andrés Cirnigliaro. Previamente se desempeñaba como vicepresidente de la compañía. Geréz es abogado y especialista en legislación hidrocarburífera, y fue investigador del Observatorio de la energía, tecnología e infraestructura para el desarrollo (Oetec), del cual también fueron parte el interventor en el Enargas, Federico Bernal, y el subsecretario de Energía Eléctrica, Federico Basualdo.

Las represas
Entre Lago Argentino y el océano Atlántico, a 145 kilómetros de distancia en auto de la ciudad de El Calafate, se encuentran el proyecto para construir dos represas hidroeléctricas. La más chica, Jorge Cepernic, contará con tres turbinas de estilo Kaplan. La obra tendrá 41 metros de altura y generará por año 1780 gigavatios por hora (GWh). La represa Néstor Kirchner (ex Cóndor Cliff), en tanto, tendrá una altura mayor, de 68 metros, y contará con cinco turbinas del tipo Francis, que proveerán 3167 GWh por año. En total, las dos represas permitirán aumentar un 4,5% la oferta de energía eléctrica nacional, lo que equivale a abastecer aproximadamente a 700.000 familias.

Las obras fueron adjudicadas en 2013 tras realizarse una licitación internacional. El ganador –con polémica de por medio por consignar un monto de $24.750 millones por debajo de las demás ofertas– fue la unión transitoria de empresas (UTE) integrada por la china Gezhouba, Electroingeniería y la mendocina Hidrocuyo, quienes hoy tienen el 70%, 20% y 10%, respectivamente, del total de participación.